daniel-con-raymond

Con Raymond Montercy en la Basílica de San Lorenzo de El Escorial

Hoy nos ha visitado Raymond Montercy, y de la mano de un buen amigo, Paco, hemos podido visitar algunos de los lugares más interesantes y menos explorados del Monasterio y de la Basílica de San Lorenzo de El Escorial.

Raymond con Fatima Pina contemplando la Piedra Cubica.

Nos han acompañado personas queridas, como Alvaro de la Torre,  Fernando Pérez y algunas otras

Ha sido un encuentro entrañable, en el que me ha encantado compartir con Raymond y Veronique un momento tan bello. Ver al maestro sonriente, contento y disfrutando ambos de este lugar tan hermoso.

Ha subido a la Torre contando los escalones, y tomando sus notas, ha establecido una relación importante del número “11” con la basílica, a partir de datos encontrados en las series de las ventanas.

Se ha quedado sorprendido por el efecto tan importante del agua subterránea en el lugar que se siente fácil y rápidamente y la relación con la dirección del eje de la iglesia en resonancia con la misma.

Alvaro de la Torre

Los frescos diversos del lugar, el patio de los reyes, las hermosas vistas al pueblo, la Herrería, la Huerta de los frailes, la silla de Felipe II, el cerro de San Juan y las Machotas desde lo alto de la torre.  Las esferas de piedra en los tejados y  el convento han sido algunos de los recorridos estupendos de este bello encuentro, en el que después de tanto tiempo, también el sol nos ha acompañado en el exterior.

La Figura Cúbica en los frescos del coro y la ventana de cristal detrás del Sagrario  del altar mayor nos han permitido reflexiones muy bellas en torno a esta metáfora donde cada ser humano, va puliendo su piedra en la construcción de la Jerusalén Celeste.

Después una comida muy agradable en nuestro querido restaurante LaHorizontal, donde hemos podido compartir reflexiones en torno a las actividades que venimos realizando, los cursos, supervisión y algunas preciosas sorpresas que nos vamos encontrando con la Armonización y los Trazados Reguladores.

 

 

Y como tantas veces, nos ha vuelto a repetir, al final, lo más sencillo es lo más efectivo.  Un verdadero ejemplo de sencillez  y sabiduría, viniendo de esta personas que recogiendo la herencia de H., Quiquandon en la Geobiología y de Raoul Vergez en la construcción y la geometría nos ha colocado en el camino de un verdadero reencuentro con el “Conocimiento.

El Convento

Hemos vuelto a quedar para seguir compartiendo nuestras reflexiones, en Toulouse, próximamente, para seguir poniendo al día el Encuentro entre la Tradición y el Momento Presente, siempre unidos por la Rosa Blanca, para realizar algunas entrevistas que nos posibiliten acceder a toda una experiencia de vida, para seguir compartiendo y aprendiendo, y sobre todo para seguir disfrutando de la amistad y del cariño.

Muchas gracias Raymond por nuestro encuentro, por tu presencia y por tu reconocimiento.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR